Visitas

lunes, 10 de enero de 2011

Publicidad creativa


Las empresas publicitarias nunca dejan de sorprendernos. En algunas ocasiones lo hacen mediante el uso de obras de arte para vender sus productos, como hemos estado viendo. Pero en otros casos encontramos ejemplos realmente sorprendentes de hasta qué extremo se puede llegar por vender. En el siguiente video se puede ver un ejemplo de la empresa LG en el que una fachada sirve como telón para un anuncio publicitario que muy bien se podría clasificar como una obra de arte.
Pero no todos los ejemplos de publicidad creativa tienen porqué ser a gran escala, ni tan espectaculares como este, otros, con una simple bolsa o un cartel saben exactamente como captar la atención del posible cliente.

http://www.lgblog.cl/2010/09/30/la-hyper-fachada-de-lg-en-el-lanzamiento-de-lg-optimus-one/


correcaminos

La embriaguez de D&G

              En este mismo blog, ya hemos visto como alguna de las campañas de Dolce and Gabbana se han inspirado en obras de arte o en estilos artísticos para ganar en originalidad, o al menos, en polémica. En este caso, la referencia es un poco más sutil pero evidente. Vemos como los modelos han adoptado la misma postura que el "fauno ebrio". Tanto la modelo femenina como el modelo masculino aparecen recostados y con la cabeza apoyada en uno de sus brazos. Igual que el anuncio de Yves Saint Laurent, que se mencionó en clase, este anuncio de perfumes utiliza la sensualidad para captar la atención del público.

 


              Así mismo, otro anuncio de D&G, el que anuncia sus relojes (D&G Time) utiliza también la sensualidad y las dotes de la juventud y la naturaleza de una forma que me recordó a la obra de Antoine Watteau “Fiesta en un parque”; tanto en el anuncio como en el cuadro, se ven a un grupo de jóvenes idealizados, que representan los dones de la juventud, disfrutando en una naturaleza idealizada; sin embargo, el anuncio de D&G está adaptada a nuestra sociedad y, por lo tanto, nos ofrece una escena un tanto más sensual y desenfrenada.


Artemaníaco

Con faldas y a lo loco


       No podía dejar pasar la oportunidad de comentar algo sobre esta película, que es una de mis favoritas. Recuerdo que al principio no quería verla porque creía que, siendo en blanco y negro, me iba a gustar menos. La verdad es que mucha gente se niega a ver películas si no son en color, ¡y no saben lo que se pierden! Siempre que la veo me rio muchísimo.
       Es una película de 1959 dirigida por Billy Wilder y con un guión de Billy Wilder & I.A.L. Diamond. Entre su reparto se encuentran actores muy conocidos como Tony Curtis, Jack Lemmon o Marilyn Monroe.
       La historia transcurre en los años 20, durante la época de la Ley Seca. Joe y Jerry son dos músicos que, huyendo de la mafia, se unen a una compañía de músicos femenina haciéndose pasar por mujeres. En el viaje que realizan con esta orquesta, conocen a Sugar, la cantante del grupo. Joe intentará conquistar a Sugar haciéndose pasar por un elegante millonario, y Jerry será cortejado por un auténtico millonario. Por tanto se produce una situación muy cómica con varias complicaciones para los músicos que no quieren ser descubiertos.

 
       A esta película pertenece la famosa cita Nadie es perfecto. Para mí, una de las mejores partes de la película es la última escena, que se cierra con la cita anterior.
      El personaje que más me gusta es Jerry, interpretado por Jack Lemmon, porque el pobre se ha visto involucrado en una situación que no puede controlar y se arma un lío tremendo. Creo que es una película muy divertida y se la recomiendo a todo el mundo. Yo la he visto tres o cuatro veces y la volvería a ver en cualquier momento.

 
Hazel*

El valor de una sonrisa


          Esta fotografía no tendría tanta importancia para mi sino estuviera acompañada por un gran significado  personal y de unos inolvidables recuerdos; ese día de pascua, en el que el sol brillaba con toda su fuerza, siempre recordaré como mis amigos y yo compartimos tantas confidencias y sonrisas, esas sonrisas que siempre me han sacado de los peores momentos y de los llantos más amargos. ¡Qué importante llega a ser una sonrisa en el momento más oportuno! y es que como dice Robert Louis en boca del Dr. Jekyll en "el extraño caso de Dr Jekyll y Mr. Hyde:

"Quiéreme cuando menos lo merezca, porque será cuando más lo necesite."

Artemaníaco

Rusia Sagrada


    Tercera mi exposición que he visitado en este cuatrimestre es la del Centro Cultural de Bancaja en Valencia. Ese edificio es siempre en mi camino cuando voy con la bicicleta al centro de la ciudad. Tantas veces he visto que hay varias exposiciones ahí, pero nunca he atrevido de bajar de la bicicleta e ir a verlo. Pero por la razón de que había que visitar distintas exposiciones, al fin me fuí ahí para ver que es lo que de verdad expone el Centro. Por más que me interesa el arte, nunca me ha gustado mucho el arte religioso, ya que su función es generalmente igual en todos casos. Pero este vez, he decidido visitar la exposición de los iconos de Rusia, para cambiar un poco mis costumbres y tal vez encontrar algo nuevo.


    La exposición, con su nombre "Rusia Sagrada", contaba con muchos iconos religiosos, traídos del Museo Rublev de Moscú, y mayoría de cuales eran de los siglos XV-XVII. Lo que sí que me gustó, es que después de estudiar historía del arte de esos siglos, ya podía encontrar los rasgos principales de la pintura religiosa de las épocas correspondientes. Es de verdad sorprendente, cuanta similitud tiene todos los cuadros, aunque algunos de ellos tienen 200 años de diferencia! Más me llamaba atención las caras de las figuras representadas. En casi cada uno de los iconos, los rostros de las personas eran totalmente iguales. Y no es que sea todos hombres o todas mujeres, pero todos ellos tenían la misma expresión, la misma mirada vacía, los mismos colores y dulsura. Eso sólo muestra que de verdad los artistas medievales (y los que seguían a ellos) copiaban de un mismo ídolo y no se preocupaban por la realidad de la Naturaleza. Ni hablar de la perspectiva o el escorzo, esos conocimientos de la Europa del Oeste y del Sur de los mismos siglos no influyeron a los rusos y su pintura de los santos. Aunque en algunos de los iconos se nota un intento de representar las figuras en el fondo real, no he visto ninguno que lo solucionaría tal y como los artistas italianos o flamencos de la misma época.


    Pero olvidando todo esto, hay algo en esas pinturas que llama el atención. Tal vez porque se distinguen tanto del fondo azul de las paredes de las salas y con los colores del oro y rojo fuerte atrae el ojo. Creo que también ayuda la iluminación, que está direccionada hacia cada uno de los iconos, y así los sobresale aún más. O quizás todo el interés está en los pequeños detalles, que aparecen sólo cuando te fijas bien y cuidadosamente. He visto mucha gente intentando acercarse lo más posible para ver que de verdad esconde las pinturas. Algunos de ellos hasta les tocaban (que no era permitido) para poder entender mejor de que manera están pintadas.


    Pero al final, salí de la exposición pensando, porque he descartado ese tipo de arte de mis preferidos, ¿era por las razones reales o sólo idea general que el arte religioso no tiene interés? Ahora ya no lo sé, pero estoy segura que ya he cambiado de opinión: me puede gustar unas cosas más y otras menos, pero cada pieza del arte tiene su interés, sólo hay que saber dónde buscarlo.

simasim.

domingo, 9 de enero de 2011

Huellas en la arena


           La fotografía no es perfecta; el horizonte está torcido y la luz quizá no sea la más idónea pero es una de mis instantáneas preferidas; sin embargo, aunque está tomada en uno de los momentos más felices del año, en verano, siempre que la veo me sabe a despedida; posiblemente sea porque ya se acercaba el otoño, la época en que nos volveríamos a separar, el momento en el que nos abrazaríamos deseándonos lo mejor y nos alejaríamos de nuevo, dejando detrás de nosotros, huellas en la arena...

Artemaníaco

Arjuna en la Patta Chitra Katha


   
    Este video bastante alegre pertenece a la companía Sulekha.com, una de las más grandes de las páginas amarillas en India. Y no es sólo la manera de representar el producto publicativo que es interesante, pero la historia de su aparición también. El modo en que está dibujada la publicidad, es un modo de hace más de 1000 años, llamado Patta Chitra Katha. Los antiguos indios usaban esa técnica de arte para contar las historias de un modo vivo, es decir, dibujaban encima unas hojas de plantas y junto con la música, dibujos y una persona hablando, contaban las antiguas historias de los héroes mitológicos de India. Este vez nos aparece Arjuna, un personaje mitológico, quien ahora ha aprendido nuevo modo de su artilería - sacarlo todo mucho más fácil con la ayuda de sulekha.com y sus flechas regaladas. 

Tal vez cuando vemos este video no nos da ningunas sensaciones, pero los que conozcan el antiguo modo de arte que él representa, se emocionan por ver como este renace de nuevo y otra vez cuenta sus historias de los héroes ya olvidados.

simasim.

Museu d'art contemporani de Villafamés


En este museo, todo él con obras contemporáneas expuestas permanentemente, podemos ver obras de autores muy diversos y de formas de entender el arte muy diferentes. Encontramos tanto colages de fotografías con otros distintos materiales, pinturas,  esculturas… todo esto en un marco rural y en un edificio donde las esculturas y las pinturas expuestas se funden con la arquitectura del Palau del Batlle, edificio donde se sitúa el museo.
En algunos casos las pinturas se fusionan en esculturas con colores vivos y texturas exageradas en las que parece que parte de la pintura salga del lienzo, cosa que en realidad si que pasa.
En otros, obras cuyo contenido e imaginación nos atraen y nos muestran un mundo imaginario o real desde una concepción completamente nueva.
El hecho de que esta exposición sea de cuadros y esculturas de artistas diferentes y procedentes de distintos sitios no hace más que ampliar la variedad artística que aparece en el museo.




En cuanto al edificio en el que se sitúa la exposición y el museo, se trata de un edificio del gótico valenciano, un palacio en el que la gran división interior y la presencia de un patio interior permite dividir y clasificar las obras en muchas salas e, incluso, hacer una pequeña exposición de estatuas en la zona del patio, que hace que estas estatuas se fusionen con el entorno del pueblo y del mismo palacio.
Pero, sin duda, una de las obras que más me ha impresionado ha sido Las Meninas, que, aunque no sean las de Velázquez, la pintura es una reinterpretación muy peculiar de este famoso cuadro, como podéis ver en la imagen.




Se trata del museo de un pequeño pueblo situado sobre una montaña del que, antes de visitarlo, no te esperas nada muy espectacular, pero, una vez visitado cambias bastante tu opinión previa.

correcaminos

Los momentos de su realidad


    "Jaunieji Rusijos fotografai 2010" ("Los fotógrafos jóvenes de Rusia 2010"), así se llama la segunda exposición sobre la cuál quiero contaros. Es una exposición también pequeñita y poco conocida, ya que se encuentra en el casco viejo de la ciudad de Vilnius, en una casa antigua a la cual se entra sólo por un patio interno. Difícil de encontrar pero vale la pena.


    Esa exposición contiene una serie de fotografías que para un concurso nacional hicieron jóvenes fotógrafos (los que tienen menos de 30 años) de Rusia. No sé trata de unos profesionales ni estudiantes de ese tipo de arte. Son gente jóven, de las ciudades grandes o pueblos pequeños de toda la Rusia, quienes de vez en cuando toman fotografías de lo que les parece interesante. De miles de ejemplos que ellos enviaron al concurso, sólo quedaron unos cuantos, cuales estaban expuestos primero en la ciudad de Nizhny Novgorod en Rusia y después, gracias a la asociación de fotografos de Lituania, llegó a Vilnius.



    Como ya he dicho antes, el lugar elegido para exponer las fotos es una casa antigua. Pero por esa misma razón, el lugar tiene más interés, ya que algunas paredes de la sala de exposiciones están sin revestir, al modo antiguo. La luz que ilumina los exponatos no es muy uniforme, algunas partes de la sala son más iluminadas que otras, pero no me parece que es un problema para verlo todo, tal vez al contrario, crea un espacio más cerrado y más misterioso. El muro de los ladrillos, ya viejos y rotos, se adapta muy bien a las temas de las fotografías, que son más que todo la vida cotidiana de los pueblos y tal vez algunas ciudades de Rusia.

                                                   "El Autobus de la Caridad"                          "Vuelta a URSS"

                                                  "El Hombre con el Sombrero"                             "Bautismo"                              

"Nacidos en el pueblo"
"Requem al pueblo pequeño"

    A mi me encantó esa exposición, primero porque me fascina todo lo que tiene que ver con la fotografía. Aunque yo misma no sigo este camino, ni tampoco puedo decir que tengo habilidades artísticas para hacerlo, me encanta contemplar, mirar varias fotos y buscar en ellas ese 'algo' que me fascina. En las fotos de la exposición he encontrado ni más ni menos una simple similitud a mi infancia. Lituania es un país pequeño, y antes pertenecía a URSS, pues todos los temas son comunes tanto en Rusia como en mi país. La gente en los pueblos viven muy pobre; el transporte como autobus ahí no es simplemente pasar del punto A a punto B. Es un lugar para la gente donde calentarse, descansar, tal vez hasta dormir. Yo veo esas fotos y no me dan mucha impresión en lo QUÉ está representado, lo reconozco y entiendo que es pura realidad. Lo que sí que me mueva es CÓMO están tomadas las fotos. No creo (aunque no puedo decir seguramente) que las personas estaban posando para esas escenas que representan. Y si es así, tampoco hacían mucho para que se pareciese verdadero. Y eso es lo que me encanta, que el fotógrafo es como un fantasma, que sólo graba el momento en que está, pero no actúa en la situación. Sé que es justamente eso lo que pretende de tener una buena fotografía, pero por eso y admiro los jóvenes quienes estuvieron capaces de captar el momento preciso y mostrarnos que no hace falta estar un profesional para convertir esos momentos en el arte.

simasim.

El arte está por todas partes


El arte está muy presente en nuestras vidas, tanto que hasta podemos encontrar artistas o simplemente personas a las que les gusta dibujar en plena calle mostrándonos sus cualidades. Como en este caso, donde un hombre se puso a dibujar en medio de una plaza y muchas personas se quedaron contemplando como lo hacía.
Por eso, porque el arte es muy importante en nuestras vidas y vale la pena valorarlo quería hacer esta entrada.


correcaminos

Cerámica: arte intemporal

«Arte que nace de un profundo deseo de dar algo que merezca ser recordado y disfrutado» así comenzó para mí la exposición de Julia Llopis en la Fundación Bancaja de Castellón que fui a ver el pasado 28 de diciembre.
Se trata de una exposición íntegra de cerámica decorada de formas distintas pero con una misma técnica, la pintura cerámica sobre esmalte crudo.
Todas las obras expuestas están realizadas alrededor del año 2000, es decir, son muy recientes, y nos muestran la típica cerámica castellonense, pero tratada de un modo muy distinto. Para Julia Llopis desaparece la pintura cerámica como decoración de unas piezas que después van a servirnos día a día como platos, jarrones… para dar lugar a obras cerámicas tratadas como si la base cerámica fuera un lienzo. En este caso se equipara, tanto en forma (aparecen todo tipo de formatos) como en utilización, la pintura sobre un lienzo y la cerámica.
En cuanto a la sala de exposiciones me resulta necesario destacar que me ha impresionado gratamente que se encuentre situada en un edificio monumental e importante de Castellón, por lo que, a la vez que ves la exposición, puedes ver parte del mismo edificio. Aunque hay que decir que del edificio solo se pueden ver las bóvedas del techo ya que, para colocar todas las obras han puesto una especie de revestimiento blanco que las unifica y permite su cuelgue.
La exposición disponte de obras muy diversas, tanto en temática como composición o formato, como he dicho anteriormente. Pero hay algunas realmente sorprendentes debido a la forma en la que han sido realizadas, ya que, supongo que pintar sobre una pieza cerámica no tiene que ser nada fácil. Entre las diferentes temáticas que podemos encontrar las que más destacan por la numerosidad de sus ejemplos son la religiosa y los mundos y criaturas fantásticos. Pero, a mí, sin duda, lo que más me ha impresionado ha sido la aparición de diferentes “homenajes” a los grandes artistas de la historia del arte, como a Botticelli (imitando y reinterpretando Las tres gracias del cuadro La primavera); y una obra en concreto en la que se ve un desnudo femenino, este me recordó a La Venus de Milo e incluso me pareció que se podía ver algún atisbo de la técnica de los paños mojados.
Se trata de una exposición diferente de las que estamos acostumbrados a ver en los museos pero creo que es de esas que deberíamos ver para valorarla y decir si el arte de la cerámica se puede considerar como tal.

correcaminos

Un mundo lleno de color


Energía, color, luz e imaginación están muy presentes en la exposición de este artista valenciano.
Joan Ripollés es un artista muy querido en la Comunidad Valenciana y sobretodo en la localidad en la que reside, una pequeña población cercana a Castellón, San Juan de Moró. Allí, en ciertas ocasiones, le rinden homenaje y exponen su obra.
Este artista, conocido sobretodo en nuestra Comunidad, ha adquirido cierta importancia últimamente y en esta exposición, muy sencilla y reducida, nos quiere mostrar parte de su obra y de su espíritu. Se trata de un escultor y pintor que no suele exponer sus obras en grandes salas y para grandes museos, pero es de esos que son queridos por la gente y de los que se ha sabido hacer un hueco en este difícil mundo.
Su obra, muy colorida y dinámica, nos muestra una particular visión del mundo donde los personajes, todos ellos entre la realidad y la ficción, se nos muestran según su particular concepción permitiéndole crear un mundo al margen de la sociedad.
Todas sus pinturas están hechas con medios muy diversos, en ellas usa tanto las manos como pinceles o spray y mezcla sus pigmentos y pinturas con todo tipo de materiales y partículas con la única intención de crear una textura interesante en sus obras. Además, siente un gran respeto por el medio ambiente, ya que todas sus obras están realizadas sobre un lienzo de papel reciclado realizado por él mismo.
Esta exposición está montada de un modo muy sencillo en una pequeña sala de exposiciones del ayuntamiento de la población citada anteriormente, por eso podemos ver un color uniforme en las paredes y una iluminación escasamente cuidada para la exposición. El color de las pareces y la disposición de las obras, aunque haya sido así porque no podía ser de otro modo, me parece que están bastante acertados, ya que, siendo las obras de colores vivos y llamativos, la pared no podía ser de otro color más indicado. Deja toda la importancia para las obras.
Me gustaría decir que esta exposición me resulta especial, en cierto modo, ya que se trata de un artista de esta tierra y que, además, como soy de la misma población en la que él vive, desde muy pequeña, por excursiones del colegio y visitas a su taller, he contemplado su obra y su trabajo y he podido contemplar su evolución y la forma en la que ha ido adquiriendo popularidad.
Para finalizar, me gustaría indicar que no es una exposición de un artista que se ha centrado en una temática concreta para esta ocasión, Ripollés, en este caso, nos muestra su concepción del arte y nos resume sus obras de estos últimos años mediante unos cuantos lienzos y cuatro esculturas llenas de alegría y colorido.



correcaminos

sábado, 8 de enero de 2011

La piedra que quiso volar


       Esta fotografía la tomó una amiga mía cuando subió a lo alto de la Catedral de Notre Dame de París. Esta instantánea, que enmarca una pequeña parte de esta gran ciudad, siempre me ha parecido encantadora.; no solo por la fracción de belleza que nos permite disfrutar a través de esta diminuta "ventana" que nos hace que, como el que mira por el cerrojo de una puerta, queramos descubrir todo aquello que no alcanzamos ver; sino porque, al contemplar estas gárgolas, no puedo evitar ver el ansia que tienen por salir de su letargo y poder disfrutar de la ciudad que han estado observando durante siglos. Debe ser frustrante contemplar esta ciudad tan bella y no poder pasear por sus calles y gozar de su ambiente. Quizá ese deseo de volar que percibo en ellas solo sea  un reflejo de mis propias ansias de aprender, de viajar, de descubrir... y espero algún día, así mismo, poder subir por mi propio pie a la catedral de Notre Dame y lograr por fin "abrir la puerta"... y contemplar toda la mágica panorámica.

Artemaníaco.

El arte más humilde.


         Cuando pensamos en un museo, rápidamente nos viene a la cabeza El Louvre o El Prado; sin embargo, el arte encuentra cobijo en los lugares más humildes y en los pueblos más pequeños; esta galería, que se puede visitar en Berllreguard, un pueblo de la comarca de La Safor, está  ubicada en el hall del ayuntamiento, que hace a su vez de "Casa de la cultura", de teatro municipal y de biblioteca, en la planta superior. Estos poco metros cuadrados dan la oportunidad a los jóvenes artistas a exponer sus obras; es una ocasión perfecta para que los artistas menos experimentados o con menos sobrenombre puedan demostrar el talento que llevan dentro, y todas esas emociones e ideas que embargan sus mentes. este es el caso de la artista nacida en Bellreguard, Cristina Gallardo, cuyas obras están llenas de frescura, ganas por aprender y mejorar, y por unas insaciables ansias por desarrollar su arte personal y juvenil.


       Por otra parte, aunque no sea un prestigioso museo, la composición en el orden de la presentación de las piezas está meditada; primero encontramos las esculturas, llenas de originalidad y gracia, seguidas por sus cuadros en los que encontramos a una parte, una representación de la naturaleza de día, y en la otra, una representación de la naturaleza nocturna. Esta división esta delimitada por un hermoso ocaso. Todas estas obras están recortadas sobre las paredes blancas, e iluminadas por una iluminación cenital más bien deficiente. Lo que también me ha parecido sorprendente es que las obras pictóricas están colgadas de las paredes con cadenas; este hecho debe ser porque al exponer varias exposiciones al largo del año, es más fácil su colocación y menos dañina para las paredes.

         De todas las expuestas, la obra que más me ha gustado es la titulada "Arbres de Noel"; una composición de pintura al óleo sobre tabla. Sus gamma de colores transmiten una sensación misteriosa, mágica, incluso mística. Sin embargo, lo que también me ha llamado la atención es una pequeña anécdota, en la que vemos que una de las obras está encima de una papelera; ésto es una de las consecuencias de la optimización de un espacio que no solo está dedicado al arte.


        Así pues, recomiendo esta exposición a todos a aquellos que quieran disfrutar del arte de una joven artista que está dando sus primeros pasos pero que, a lo mejor, dentro de poco es una de las más reconocidas maestras en este campo. El mínimo apoyo para estos artistas, es imprescindible para que no desistan en sus afán de hacerse un hueco en este maravilloso mundo. 

Artemaníaco. 

Arte con y encima de los manos





    Los manos con las que trabajamos, con las que pintamos y dibujamos pueden ser usados también cómo el lienzo para el arte. En esas imágenes publicitarias vemos unas pinturas impresionantes que representan algunos objetos arquitectónicos más conocidos del mundo, como Torre Eifel o iglesia ortodoxa de Moscú. Y lo que más sorprende es que están pintadas con y encima de los manos de un ser humano. Muy interesante y captante publicidad de la operadora de telefonía at&t  y su intento de contarnos, que nos puede asegurar la mejor cobertura en todo el mundo, desde Italia hasta Rusia y Francia. En mi opinión, es una publicidad con éxito, ya que llama el atención, te hace fijarse bien en lo que muestra y habla por si misma. ¿Qué más querer?

simasim.

El arte de los cuadrado


           Con un simple ejercicio mental todos podemos rememorar multitud de vivencians vividas durante nuestra infancia. Recuerdos más o menos definidos que han condicionado en gran parte el porvernir de cada uno de nosotros. Particularmente, me siento muy indentificado con las imágenes que guarda en la memoria Pasqual Gomes. La visión de los pequeños cuadrados multicolores estructurados en caprichosas formas geométricas seriadas o con variaciones hace recordar nuestra recién abandonada infancia, o al menos la mía; cuando jugábamos a crear las más inverosímiles composiciones y creabamos diferentes mundos, mundos propios y personales. Parte de este espíritu está impreso en la obra de este artista. 

         Este torrente de sensaciones y energía va aumentando a medida que avanzas por la sala. Las obras allí expuestas están, además, recortadas sobre un fondo blanco y iluminadas con una luz cenital, cosa que aumenta esta sensación enérgica y arrolladora. Además, se puede disfrutar de música clásica mientras se visita la galería.


         La técnica es constante, pintura acrílica y arena sobre madera, pero no se pierde el interés a medida que se avanzando por la exposición. La primer obra que me gustaría destacar es la titulada Assuan. Este quadríptico me sorprendió, no solo por su policromía y sus gigantescas proporciones, ya que son cuatro cuadros de 2 metros por 1,25 metros, sino porque es el único en el que no hay representado ningún cuadrado, sino una serie de bandas de distintos colores. Lo más interesante es que cuando se dan unos pasos hacia atrás y se contempla desde una cierta distancia, la obras recuerdan a un grupo de banderas ondeando al viento, porque hay algunas de las bandas que se juntan, simulando los pliegues de una bandera.


           La obra que más me ha impresionado es la titulada Fragments del cabanyal, principalmente por sus dimensiones, ya que la obra esta conformada por un total de 27 cuadros de 40x40cm. colocados conformando una especie de mosaico que transmite por una parte, cuando los ves a pocos pasos, una sensación familiar, hogareña e incluso tradicional, ya que los cuadros recuerdan, además de a esos juegos de la infancia antes mencionados, a las paredes y las decoraciones de las casa tradicionales; y por otra, cuando te alejas unos paso y contemplas las obras en su totalidad, te embarga un torrente de colores y composiciones originales que te abren la mente.

         Sin duda, esta exposición es muy recomendable para todos aquellos que disfruten de los colores vivos, de la expresión y trasmisión de las emociones mediante composiciones de formas simples, como es el cuadrado. Para los que estén interesados en visitarla, se expone hasta el 27 de febrero de este año en la Sala Municipal de exposiciones "Coll Alas" de Gandía. Sin embargo, ¡No es apta para mentes cuadradas!

Artemaníaco.



San Isidoro de León


       La colegiata de San Isidoro es una construcción que destaca por los frescos románicos del siglo XII que alberga en su interior. Estas pinturas que cubren las bóvedas del Panteón de los reyes se conservan casi intactas. Entre ellas podemos encontrar el Pantocrátor, varias escenas de la Biblia, y un calendario románico. Es impresionante estar en su interior: los techos no son muy altos, por lo que las pinturas se encuentran a muy escasa distancia y es difícil decidir hacia dónde mirar porque la superficie cubierta es muy grande y las pinturas son asombrosas. El panteón alberga las tumbas de algunos reyes de león como Alfonso I, Sancho I o doña Urraca.

 
       Pero detrás de esta imagen que mucha gente conoce, se esconde un tesoro de igual importancia que ha sido cuidadosamente guardado durante muchos siglos: una colección de manuscritos de diversas épocas. Alberga documentación de mil pergaminos, veinticinco mil folios en papel, 153 códices, mil libros de los siglos XVI y XVII y cerca de cuatrocientos incunables, entre los que destaca una Biblia Visigótico-Románica del siglo X.



       Estos libros están muy bien cuidados y protegidos, muchos son volúmenes muy grandes y pesados y están atados con cadenas. Otros están abiertos y expuestos en vitrinas para poder admirar el interior pero sin que sean tocados para que no se deterioren. 


       En toda la sala se respira ese aroma a libro viejo, tan cargado de historia. Es sobrecogedor pensar lo realmente antiguos que son, e intrigante imaginar en quién los escribiría y en qué condiciones, pues son manuscritos. El trabajo y la dedicación con la que fueron escritos, y el mimo con el que los trataron es evidente; las ilustraciones que iluminan algunos de ellos son preciosas.


       Para llegar a la zona de la biblioteca, es necesario pasar por una serie de estancias que contienen obras de arte de la época medieval relacionadas con la zona. Estas te ponen en contacto con la cultura de la época y te preparan para ver los libros. Como la decoración y algunos muebles como las estanterías son las originales, todo parece muy real y contribuye a crear el ambiente propicio. 


Hazel*